Consejos Lemurianos para adaptarnos a la nueva vibración de Gaia

por | May 18, 2021 | Metafísica | 1 Comentario

Es un momento en el que os invitamos a reconfigurar todo vuestro sistema energético.

Se está produciendo ese movimiento de manera natural, de manera instintiva, pero si lo acompañáis, si sois más conscientes del proceso, os resultará más cómodo, más sencillo, llegaréis antes a ese punto de equilibrio con la nueva vibración de la tierra y, sobre todo, llegareis más fácil.

Porque si no lo hacéis así, si esas readaptaciones se realizan de manera inconsciente, en algunos momentos de desapego, de soltar, de transformar, de romper estructuras pasadas, puede llegar dolor, angustia, miedo, …

Porque el proceso se va a realizar porque así lo decidisteis vosotros antes de encarnar pero si no lo hacéis de manera consciente vais a notar sus efectos pero no vais a saber de dónde proceden, vais a sentir esos desapegos, esos perder, esos soltar, y al no saber de dónde proceden ni que es algo decidido por vosotros podréis entrar en añoranza, en melancolía, en rebeldía, en aferramiento, y eso os resultará cuanto menos incómodo, cuanto más doloroso.

Os invitamos a reconectar con la frecuencia de Gaia, con la frecuencia de los cetáceos, con la frecuencia del elemento Aire y del elemento Tierra, en estos momentos sobre todo.

En momentos posteriores llegarán los elementos Fuego y Agua, pero en este momentos, en este primer contacto, en esta primera toma de conciencia, os animamos a tomar contacto con el elemento Tierra para que os sintáis bien sostenidos , arraigados, nutridos, firmes, y con el elemento Aire para que podáis sentir la libertad de volar, la libertad de movimiento, sintáis esa volatilidad de las emociones y de los pensamientos, podáis sentir que ese aire los lleva y los trae, que todo va y viene como las hojas cuando son mecidas por el viento; nunca permanecen estáticas ni en el mismo lugar.

Esa conexión con el elemento Aire os recordará la transitoriedad de las situaciones; os recordará que todo viene y va y que eso, lejos de dar miedo, os tiene que dar la sensación de ser libres, de que todo es posible, de que llegan nuevas situaciones, ideas, creencias, personas, porque de igual forma, vosotros nunca sois lo mismo tampoco, nunca estáis en el mismo lugar.

Os ayudará a soltar la idea de permanencia, la idea de inmovilidad, la idea de no transformación, para que podáis abandonar por fin esas necesidades de ser siempre los mismos, de estar siempre en el mismo lugar, de no cambiar.

Para ayudaros a conectar con estos dos elementos os damos unos sencillos ejercicios para que podáis practicar todos los días hasta que sintáis que ya es momento de avanzar y de conectar con los elementos Fuego y Agua.

Conectar con el elemento Tierra es sencillo: pasear por la naturaleza, sentaros en la tierra, en un jardín, en una piedra y sentir esa vibración debajo de vuestros pies o de vuestros cuerpos físicos; quizá también podáis plantar una semilla o una planta o un árbol joven en el campo, en vuestros jardines, en vuestras macetas, en vuestras terrazas, con la intención de verlo crecer o de saber que allí depositará su vida.

Todo esto con la intención de grabar en vuestro inconsciente que la Tierra es símbolo de Vida, que siempre nutre, que si algo se deposita en ella lo acoge, lo cuida y lo ayuda a crecer, a desarrollar Vida.

El elemento Tierra también lo podéis tener presente en vuestras vidas cuando consumís vegetales y fruta. Cada vez que vayáis a comprar o a consumir cualquiera de estos alimentos, agradeced a la Madre Tierra por la nutrición que nos da, agradeced los colores, los olores, las formas tan variadas y distintas, y esas cualidades que incorporáis a vuestro cuerpo físico pero también a vuestros cuerpos sutiles a través del impacto que tienen en vuestras emociones y creencias y que os ayudarán a sentiros más vivos, más conectados.

Para conectar con el elemento Aire podéis bailar, cantar, correr, todo lo que tenga que ver con el movimiento y la expresión; os invitamos a pintar en un cuaderno o un folio con colores vinculados al cielo (azulados, violetas) para que podáis conectar con la sensación de movimiento.

Os aconsejamos hacer respiraciones conscientes, sentir ese aire que entra como Vida en vosotros y que cargado de dióxido de carbono sale de vosotros como muerte, en un ciclo constante de Vida y Muerte. Así tomaréis conciencia de que cada nueva inspiración ya no trae el mismo aire ni vosotros sois los mismos; ya se ha producido un cambio en vosotros, un cambio celular, pero también un cambio emocional, de presencia, de creencia.

Os animamos a hacerlo todos los días, aunque sólo sea un minuto; alguna de estas prácticas todos los días, aunque solo sea un minuto.

Es el primer movimiento al que os invitamos.

Más adelante os animaremos a conectar con los otros dos elementos, y poco a poco a ir trabajando con vuestros cuerpos sutiles y todos los centros energéticos que ya tenéis activos en este momento de vuestra evolución.

Os ayudará también escuchar los cantos de las ballenas y los delfines; os reconectarán con vuestro patrón original cósmico, con una señal de movimiento, con esa señal de “¡adelante!” que vuestras esencias están esperando. Son señales que vuestros sistemas sutiles detectarán y pondrán en marcha movimientos energéticos de transformación.

Puede que no lo recordéis, pero estaba pactado desde mucho antes de nacer en esta encarnación.

Antes, durante y después de escuchar los cantos de nuestros hermanos los cetáceos, tomad conciencia de cuáles son vuestras sensaciones corporales, vuestros pensamientos, vuestras emociones. Comprobaréis el cambio que se produce.

Anotadlo, hermanos; tomad conciencia del movimiento de transformación porque así podréis ayudar a otros de vuestros hermanos a realizar el mismo camino en su momento, a su ritmo y en su forma, pues serán indicaciones y consejos que podrán atender o no, pero que les servirán de inspiración y guía.

Urhb´ Uru Kan (mi corazón es con vosotros) desde las ciudades intraterrenas, en este caso concretamente, Telos.

1 Comentario

  1. Gracias, está maravillosos lo consejos, la conexión con los cetáceos, las ballenas y los elementales es muy hermosa. Gracias. Espero que nos siga ayudando a entender toda esta cosmovisión.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

SÍGUENOS EN YOUTUBE

Pin It on Pinterest