De dentro hacia afuera

por | Dic 14, 2020 | Metafísica | 0 Comentarios

Nada es lo que parece.

Seguís aferrados a vuestras mentes, a vuestra lógica, a los conocimientos que creéis haber adquirido a lo largo de vuestra encarnación y que os dejan esa sensación de seguridad mal entendida, de control, aunque no lo sea.

Todos vuestros mundos se derrumban. Se están derrumbando por dentro hasta caer por fuera, pero de lo que no sois conscientes es de que un nuevo mundo interno ya está construido dentro.

Es ese mundo, esa nueva construcción de quienes sois la que está empujando, la que está derrumbando, destruyendo todo cuanto había antes.

Porque si no desaparece lo viejo, difícilmente lo nuevo podrá tener lugar ni cabida en vosotros.

Esta vez no se trata tanto de una remodelación o de unos cambios en algo ya existente como ya habéis ido realizando suavemente hasta ahora, sino más bien de un cambio radical en vuestras estructuras mentales, emocionales, energéticas, etéricas.

Vais a cambiar de frecuencia de una forma bastante drástica. Esto es lo que suele ocurrir en cada era.

Dentro de las eras vais cambiando de nivel, pero no de octava frecuencial que es lo que va a ocurrir en los próximos días y semanas.

Y por tanto los cambios internos no son iguales.

Es como cuando eráis niños y os compraban un pantalón de una talla más grande para poder aprovecharlo mientras ibais creciendo. Pero llegaba un momento en el que el pantalón no daba más de sí y había que comprar un nuevo pantalón. Quizá parecido o no, pero era hora de elegir un nuevo pantalón.

Y en eso estáis en el cambio de era. Habéis estirado el pantalón todo lo que habéis sabido, podido o querido y ahora toca elegir uno nuevo.

En realidad, ya venía tocando hace tiempo y es lo que de manera más o menos consciente habéis estado realizando durante todo este tiempo: generar un nuevo pantalón, un nuevo traje.

Habéis podido ir a la tienda a elegirlo, habéis podido ir mil veces a mirar los escaparates, lo que aparentemente estaba disponible, cuáles había de vuestra talla.

Y de todos ellos habéis ido eligiendo lo que más os gustaba de cada uno para que os hicieran un pantalón a medida; con este bolsillo, con este tipo de pernera, con botones o cremallera.

Es el pantalón que está emergiendo ahora, que está adaptándose a vuestra piel y que aún no veis, porque no os habéis quitado todavía el pantalón anterior, un pantalón que ya os aprieta, que deja muchas partes al descubierto, que está raído, que ha cumplido magníficamente su función pero que ya en este momento de vuestro nivel evolutivo, en esta estatura energética que habéis adquirido ya no os sirve, por mucho que queráis.

Y a veces os da mucho miedo desprenderos de lo que tanto tiempo os ha acompañado y os ha acomodado en muchas ocasiones, y os ha hecho sentir muy felices y bellos.

Y estáis en ese soltar, y en ese mirar qué partes de ese pantalón no os gustaban tanto, qué hubierais querido cambiar de él para poder cambiarlo en este nuevo que os creáis.

Ver derrumbarse estructuras que siempre habían permanecido con vosotros os resulta difícil por el apego, por la necesidad de control, por esa lógica tan racional que aplicáis y que a nosotros nos parece muchas veces tan irracional, porque no ve más allá de la apariencia.

Son momentos de confianza máxima.

Esta es la máxima demostración de crecimiento espiritual o personal en estos momentos.

Eso que tanto habéis sentido, predicado, escuchado, leído y que creéis tan integrado es hora de ponerlo en práctica y es algo que os resulta más difícil de lo que habíais imaginado.

CONFIANZA, con mayúsculas.

Confianza en el proceso, confianza en la abundancia, confianza en que elegisteis lo mejor para vosotros. Confianza a pesar de las apariencias.

Intentad mirar esas apariencias mientras se derrumban con la confianza serena de que es un proceso imprescindible para vuestro nuevo Yo, para vuestro nuevo paradigma, para vuestro nuevo escenario.

Todo será más brillante, más mágico, más ligero si lo permitís.

Sabemos de la dificultad que esto supone, pero si ha llegado en estos momentos de vuestra Vida es porque ya estáis listos.

Confiad en vosotros, confiad en vuestras capacidades, confiad en el Universo.

A pesar de todo, confiad.

Los plazos no siempre son los que queréis, los ritmos no siempre son los que añoráis.

Incluso a veces algo que estaba planificado en vuestras líneas temporales se aplaza o incluso se desactiva porque llega una nueva oportunidad de mayor nivel evolutivo que será para vuestro bien mayor y el de todos los involucrados.

Y entonces, a veces creéis que todo lo que se os ha dicho nunca fue verdad o que aquello que imaginasteis nunca se hará realidad. Pero esto no es así, sencillamente o se ha aplazado o va a llegar una versión mejorada de aquello que soñasteis.

Son momentos de mucho cambio a todos los niveles, no sólo para vosotros como individuos sino también para Gaia y para todos los seres que la habitan más allá del humano, en todos los niveles de conciencia.

Os invitamos a que no sea un momento exclusivamente vuestro, aunque lo viváis desde vuestra individualidad, sino que comprendáis e integréis en vuestro corazón que todos os estáis moviendo de plano, incluida Gaia.

Que todo está cambiando y que no son momentos de accionar ni de pensar en un tiempo futuro, en próximos presentes, sino de sostener la energía de este momento, de terminar de mirar, de terminar de soltar, de permitir la entrada de todo lo nuevo y dejar que se acomode a ritmo, calmadamente para que no haya fricción, para que no haya dolor.

Puede parecer que vuestras vidas se paran y realmente es así.

Os paráis para asistir a este momento mágico con total plenitud, con total consciencia, sin distracciones que, aunque a vosotros os parezcan importantes, luego comprenderéis en un próximo presente que realmente son banalidades y que no marcarán vuestros próximos años de vida.

Sin embargo, existir en este momento en presencia total, en consciencia máxima, sin anhelos, sin deseos, solamente por la gratificación de asistir a este momento único no solamente en vuestras vidas sino en el movimiento planetario de los últimos eones en Gaia y en la humanidad, os convierte en privilegiados, aunque no os lo creáis, por asistir en primera línea a este mágico momento que va a cambiar todo en Gaia.

Así pues, os invitamos a confiar, pero con una confianza alegre, porque es una confianza que lleva a la certeza de que todo lo que estáis viviendo es necesario para pasar a una fase, a un nivel, infinitamente más mágico, más brillante, más esplendoroso, más feliz, más sabio.

No hay prisa, realmente son pocas semanas las que necesitáis para vivir este traspaso y es mucho lo que está en juego.

Os invitamos a sentir nuestro aliento, nuestro abrazo, nuestro amor más profundo en cada instante de este tiempo tan decisivo.

No estáis solos, nunca lo estáis.

No habéis venido a sufrir ni a estar solos.

Habéis venido a elegir cómo vivir vuestra VIDA, desde la serenidad, desde el deseo profundo unido al deseo profundo de la humanidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

SÍGUENOS EN YOUTUBE

Pin It on Pinterest