Lo que nos habita dentro se manifiesta fuera - Destino Alma
16994
post-template-default,single,single-post,postid-16994,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Lo que nos habita dentro se manifiesta fuera

Lo que nos habita dentro se manifiesta fuera

Lo que nos habita dentro se manifiesta fuera

https://youtu.be/7aDr-1DZSSc

Son momentos de alta intensidad para muchos de vosotros.

Momentos que os empujan a perder el equilibrio, a perder la conexión con vosotros mismos y, por tanto, con todo lo que Es.

Una de las grandes leyes, o más bien de los grandes acontecimientos de Gaia habituales, es que con la misma intensidad con la que se vive una polaridad habitualmente se muestra también la otra.

Esto es que cuando la consciencia se ilumina con mucha intensidad, la parte menos iluminada de esa consciencia también asoma con fuerza.

Esto viene siendo así desde hace muchos milenios, y aunque esta nueva era de Acuario está camino de transformarse porque ya no lo necesitaréis como humanidad, aún os sirve de herramienta perfecta que es lo que siempre pretendió ser.

Cada vez sois más los que tomáis consciencia de que todo lo que es afuera es porque es adentro, de que todo lo que es arriba es abajo y al revés.

Cada vez sois más conscientes de que todo lo que pensáis, pero sobre todo, todo lo que sentís y creéis en el inconsciente se muestra en vuestros entornos, en vuestras realidades, como un espejo magnífico en el que miraros con amor, para poder iluminar esas partes de vosotros que aún están en baja densidad o en sombra, como a veces decidís llamarlos.

Cuando una parte importante de la humanidad se conecta a partes más elevadas de sí misma desencadena de manera inmediata su contraparte, es decir, aprovecha esa luz intensa que ya es capaz de expandir para mirar partes de sí misma que aún permanecen ocultas a sus ojos en lugares muy profundos de su inconsciente colectivo.

Como veis, esto que estáis viviendo ahora no solamente es algo de vuestra sociedad, de vuestro país, es algo colectivo de vuestra humanidad.

Y aunque es cierto que inicialmente el movimiento humano no ha tenido tanto que ver con esto que os voy a decir, la realidad es que está siendo una excelente herramienta para poneros delante un magnífico espejo de lo que como humanidad ya estáis listos para trascender: y es la creencia firme y muy arraigada de que estáis indefensos ante cualquier interferencia externa, de que nada está en vuestras manos, de que nada está en vuestro poder personal, de que sois marionetas ante algo más grande que no os ama y a lo que no pertenecéis.

Esta creencia está arraigada desde hace eras. Pero ya estáis listos para deshacerla, estáis listos para reconocer el poder que reside en vuestro interior, estáis listos para reconocer que todos los recursos están dentro de vosotros, estáis listos para recordar que sois los creadores únicos de vuestra realidad.

Nada del externo os afectará si no lo permitís, nada en el entorno se manifestará si no os habita primero.

Así pues, mis amadas luces, os invito a enviar fuera de vosotros esa luz que ya está, que siempre ha estado dentro, esa sabiduría, esa certeza de que sois dioses, todos juntos, porque todos formamos La Fuente.

Expandid la certeza de que cada uno de vosotros creáis vuestra realidad y por tanto, sois vosotros quienes permitís que algo se manifieste o no, incluso sois vosotros quienes lo manifestáis aunque no seáis conscientes de ello. No por no mirar, algo desaparece o no está.

Expandid el amor, la confianza, la paz y la calma, allí donde estéis, allí donde vayáis y a toda la humanidad.

Envolved con un manto de vuestra energía de calma, de confianza a todos los habitantes en Gaia, para que puedan recordar quienes son en realidad, todo el poder que reside en ellos, y así podamos transformar juntos este egrégor del inconsciente colectivo planetario y lo podamos transformar en un egrégor positivo al que podamos enlazarnos, que nos recuerde que todo es posible, que somos nosotros, cada uno de nosotros, cada una de las consciencias que están en Gaia las que lo creamos o manifestamos.

Agradeced hermanos míos esta nueva oportunidad, gran oportunidad, de recordar quiénes somos y el poder que reside en cada parte de nuestro ser.

Os amo y os admiro por la valentía de ser y estar en este momento tan crucial de la evolución en Gaia, de la evolución de la humanidad.

Infinitas gracias.

Gran Cristal Azul en el corazón de Gaia. Mensaje canalizado

Cinta Esteban
info@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies