MIRADA SISTÉMICA

por | Oct 20, 2021 | Terapias | 0 Comentarios

MIRADA SISTÉMICA

Desde nuestra percepción, SANAR es un proceso personal en el que reconocer o descubrir heridas emocionales, creencias, hábitos o patrones de pensamiento y conducta que nos han generado dolor y sufrimiento y poner orden y paz en las situaciones que provocaron el daño, especialmente sufrimientos o daños psíquicos y emocionales.

Se trata de aceptar con amor cada parte de nosotros, cada experiencia vivida, incluso esas de las que nos avergonzamos o que preferimos olvidar por el dolor que nos ocasiona recordarlas.

Para SANAR nos tendremos que cuidar, atender, querer, conocer y transformar y todo eso tendrá como resultado natural una Vida más plena, más libre, más ligera y más feliz.

Y en este proceso se hace imprescindible mirar hacia el origen de nuestras heridas, un origen que suele estar en las relaciones que establecemos con cada uno de los sistemas a los que pertenecemos.

Un Sistema es un conjunto de elementos que interactúan entre sí.

En el caso de sistemas humanos (familia, empresa, pareja, etcétera) el sistema puede definirse como un conjunto de individuos que comparten una historia, creencias y normas y que persiguen un fin común.

Todos somos seres sistémicos.

Nos guste o no, pertenecemos a varios sistemas nada más nacer (formamos parte de una familia, de los miembros de una localidad, de una provincia, de una nación, de una cultura, de una religión, etc…) y  todos ellos están interrelacionados entre sí.

Los sistemas tienen como objetivos principales mantenerse en equilibrio y perdurar en el tiempo y para eso necesitan que todos sus miembros ocupen su lugar concreto y estén a su servicio.

Para el sistema lo prioritario es conseguir el objetivo común de todos sus miembros y no tanto, los objetivos individuales.

El sistema que más nos afecta es nuestro sistema familiar de origen ya que toda su información viaja a través de nuestra estructura física, emocional , mental y energética.

Es un sistema (la familia de origen) que elegimos antes de nacer cuidadosamente ya que su influencia perdurará durante toda nuestra vida.

Nosotros hemos elegido transitar unas experiencias concretas y los linajes que elegimos nos ofrecen esa posibilidad.

A cambio, nosotros compartimos con ellos nuestras habilidades únicas y nos ponemos a su servicio de la manera que necesiten (replicando patrones, manifestando síntomas, visibilizando desórdenes, siendo ovejas arcoíris…).

Es un magnífico tándem, aunque la mayoría de las veces no lo percibamos así.

Y algo parecido, aunque con menor intensidad e influencia, ocurre con el resto de los sistemas a los que pertenecemos a lo largo de nuestra vida.

Pero continuamente se producen desórdenes dentro de los sistemas que desequilibran a sus miembros, empujando al sistema a visibilizar esta situación a través de uno de sus integrantes para que todo vuelva a su lugar.

Las constelaciones sistémicas nos permiten reconocer estos desórdenes para que podamos comprender la causa de nuestros malestares, bloqueos y sufrimientos. Así podremos mirarlos con amor y regresar al orden y a la facilidad de vivir.

A través de ellas podemos obtener información de cualquier bloqueo, conducta, síntoma o creencia limitante que estemos experimentando para poner luz donde había oscuridad, amor donde había odio o exclusión, paz donde había conflicto.

Como dijo Sócrates, el conocimiento nos hará libres, y eso es lo que conseguimos cada vez que comprendemos el origen de nuestro sufrimiento: libertad para manifestar la vida que queremos vivir.

Así que si tienes en este momento el deseo y el compromiso de manifestar la vida que sueñas y sientes que hay algo que lo está dificultando solícita una sesión con nosotras para mirar qué está en desorden en alguno de tus sistemas.

Como ejemplos te diremos que podremos trabajar con tu sistema de  familia de origen, con tu sistema de familia actual (pareja e hijos), con tu sistema laboral o profesional, con tu sistema físico, con el inconsciente colectivo que más te esté afectando, con tus otras encarnaciones, con tu sistema álmico, con tu sistema interno (las diferentes personalidades que nos conforman), etc.

Aquí te dejamos un vídeo con un ejemplo de cómo una Vida Pasada puede afectarnos a nuestro proyecto profesional. Esperamos que te sirva y lo disfrutes.

Si te ha gustado esta información puedes suscribirte a nuestro blog y te enviaremos a tu email todas las entradas que publiquemos.

¡Feliz Vida!

https://youtu.be/A1eO3ELmDJM

 

 

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Categorías

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

SÍGUENOS EN YOUTUBE

Pin It on Pinterest