Percibiendo nuestro caos - Destino Alma
17352
post-template-default,single,single-post,postid-17352,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.5,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Percibiendo nuestro caos

Percibiendo nuestro caos

 

Percibiendo nuestro caos

 

Estáis avanzando firmemente hacia el caos máximo.

Esto es lo que necesitáis vivir, todo vuestro caos.

Percibid con claridad ese caos interno, esos desequilibrios internos, esas contradicciones que siempre existen en vosotros.

Es una forma de enseñaros, de mostraros con claridad cuántas veces decís una cosa y hacéis otra, o pensáis una cosa y hacéis otra.

Eso genera mucho caos en vuestro interior, caos que os separa de vuestra presencia, de vuestro centro, de quiénes sois realmente en cada momento y que no os permite ver con claridad.

Y eso es lo que está ocurriendo en este momento.

Vuestro caos y la suma de todos los caos de cuantos habitáis en Gaia se está unificando para ser mostrado con mucha intensidad.

Estáis percibiendo fuera lo que existe dentro.

Cuando veis que gobiernos, asociaciones o personas hacen una cosa y dicen otra, o sienten una cosa y dicen otra, o siente una cosa y dicen sentir otra, es una muestra de cómo vivís vosotros en vuestro interior; sin una brújula clara, sin una dirección clara, constante.

Vais dando bandazos como van dando bandazos los gobiernos y las instituciones de vuestros países.

Así pues, abandonad el miedo, la ira, la incomprensión y mirad con nitidez en qué partes de vosotros mismos os comportáis igual, en qué momentos de vuestra vida, en qué áreas de vosotros vais dando bandazos, sin ningún sentido, sin ninguna lógica, aunque está lógica fuera la del corazón.

Muchas veces todavía en esta densidad, para que algo salga a la luz con claridad hay que someterlo a mucha presión.

Otras muchas, para que salgáis de vuestras zonas de confort, de esos lugares en los que os encerráis y que tanto daño os hacen, necesitáis estar sometidos a una presión tan alta, a una intensidad tan alta que el último recurso que os queda es abandonar ese lugar.

Y entonces lo hacéis

Eso también es lo que está ocurriendo.

No durará mucho, al menos no es lo esperado.

Semanas, quizá un par de meses, hasta final de año. O tres meses si se prolonga por vuestra incapacidad de mirar, de abandonar el lugar en el que os encontráis.

Pero al menos hoy, lo que esperamos es que, para finales de diciembre, o mediados, la situación ya esté en movimiento de restauración, en movimiento de relajación, en movimiento de visión calmada, de sanación de lo ocurrido y de integración de todas las experiencias vividas y de las nuevas sabidurías integradas.

Son momentos de parálisis, ante tanto caos no es momento de accionar, de tomar decisiones importantes que cambien vuestras vidas.

Son momentos de mirar, de una mirada calmada, sincera y honesta, sin juicio ni crítica, con todo el amor del que sois capaces.

Una mirada a vosotros y, por tanto, a los demás, pues son vosotros mismos.

Recordad en todo momento que la misma tensión que vivís vosotros, la viven vuestros hermanos.

Puede que no comprendáis sus posturas, pero tampoco ellos las vuestras.

No se pretende que os comprendáis, al menos no ahora. El primer paso es el respeto, la aceptación, de que el otro ser está haciendo el máximo que puede hacer, en función de sus creencias, de sus vivencias, de sus experiencias en vidas paralelas o simultáneas, de sus linajes, de los planetas que le influyen….

¡Hay tanto que os distingue y que para vosotros os separa, cuando en realidad lo único que hace es completaros!

No es momento de convencer a nadie, más allá de vosotros mismos.

Cada uno deberá encontrar su propia verdad, su propia comprensión, su propia aceptación, y desde ahí, en los meses venideros, accionar.

No motivado por la ira, por la presión, el odio o el rencor, sino por una decisión consciente, un nuevo conocimiento integrado en vosotros que dirija vuestros caminos, vuestros pasos, a un lugar en el que os encontréis cómodos, realmente cómodos, felices y en el que sintáis que podéis llevar a cabo vuestra misión de vida y si la tenéis, vuestra misión planetaria.

Aún quedan muchas barreras por deshacer, muchas estructuras por derrumbar.

Para que lo nuevo nazca, lo viejo debe dejar paso.

Os invitamos a seguir albergando en vosotros todo lo positivo de esta era.

Todas las eras dejan aprendizaje, conocimiento, recuerdo. Esta también lo ha hecho, y en gran medida.

Revisad pues estos últimos dos mil años.

Qué habéis aprendido como humanidad, en qué habéis avanzado, en qué has avanzado tú de manera individual en todas estas vidas transcurridas en piscis.

Permitíos integrar todo este conocimiento que ya está en vuestros sistemas energéticos, que ya forma parte de la sabiduría universal.

Bendecidlo y preparaos para despedir Piscis y albergad en vuestro corazón la alegría de recibir Acuario, con una nueva energía, con nuevos conceptos de vida.

Dos nuevas llamas sostendrán esta nueva era: la violeta, libertad y transformación y la rosa, amor, aceptación, comprensión, perdón.

Estas son las energías, estos son los conceptos que regirán esta nueva era por encima de todo lo demás.

Estas son las nuevas bases de cualquier movimiento en vuestras vidas: integración, comunidad, compartir, unión, unidas en la llama violeta y en la llama rosa.

No os preocupéis hermanos, estáis asistiendo al final de una era y al comienzo de otra y esto no ocurre todos los días.

Habitualmente estos cambios suelen suponer grandes transformaciones a nivel muy profundo, no sólo en vosotros sino también en vuestras sociedades.

Estáis asistiendo al nacimiento de una nueva humanidad, la humanidad solar, la humanidad del corazón y la comunicación.

Sabed que sois unos privilegiados y os invitamos a disfrutar de este privilegio, estáis siendo partícipes de ese movimiento.

La transformación que supondrá para vosotros es incalculable.

La vais a realizar de igual modo, pero podéis elegir realizarla desde el amor, la calma, la aceptación, la comprensión. O desde el miedo, la frustración, la limitación o el dolor.

Esto sólo os corresponde elegirlo a vosotros, a cada uno de vosotros.

Como humanidad, se vivirá desde las vibraciones que más abunden en el conjunto de esa sociedad.

Cuantos más seáis los que lo viváis desde el amor, desde la calma, desde la transformación, más fácil será que la humanidad en su conjunto lo viva así.

Se dice que muchas almas van a desencarnar por no soportar la situación actual.

En parte es cierto, pero no son tantas como se dice ni van a provocar el impacto que estáis temiendo.

No van a desencarnar familias completas ni muchos seres en cada una de ellas. Solamente aquellos que sienten que ya han completado su misión de vida y que para encarnar en Acuario necesitan una vibración distinta. Sólo esos van a desencarnar de forma anticipada.

El resto, la mayoría, comenzaréis a vibrar en una nueva dimensión.

Vuestros mundos cambiarán sutilmente y sólo aquellos que ya estáis listos para percibir desde vuestro tercer ojo seréis capaces de ver con claridad dónde están las diferencias.

Para el resto, mientras van activando su pineal, será una sensación que no podrán definir con palabras pero que tendrán muy presente.

Poco a poco esto les irá invitando a activar sus pineales y a abrir sus corazones y gargantas para adecuarse a esta nueva vibración de acuario.

Se realizará de forma natural, sin necesidad de empujarles, ni de obligarles y mucho menos, de juzgarles por no hacerlo a un ritmo que el resto considere adecuado.

Recordad que cada uno tiene sus propios ritmos, cada uno avanza a su propio latir. Ninguno mejor que otro. Todos perfectos.

Os invitamos a sentir vuestros cuerpos físicos en estos momentos y en los próximos meses.

A permitirles moverse, cambiar, transformarse, modificarse, sin que ello suponga alerta para vosotros.

Puede que muchos de esos movimientos físicos no sean los usuales y que incluso estén catalogados por vuestra ciencia actual de erróneos.

No será así.

Vuestros cuerpos físicos jamás hacen un movimiento erróneo. Sólo muestran el desequilibrio que hay en el interior. Nada más y nada menos.

Es vuestro mental quien los califica de inadecuados, de enfermos, de limitantes.

En realidad, ellos únicamente están a vuestro servicio, como parte vuestra que son.

Os invitamos a abandonar estas creencias limitantes de lo que debe hacer o no un cuerpo humano, pues ninguno de vuestros cuerpos volverá jamás a ser el mismo ni a comportarse como lo hacían antes.

Puede que algunos de vosotros lo experimentéis antes puesto que vuestra conciencia ya está lista para aceptarlo.

Otros lo irán adaptando paulatinamente a medida que sean capaces de comprender que esos movimientos no generan dificultad, no generan miedo, no generan distorsión física ni emocional ni mental.

Para aquellos de vosotros que ya estáis listos para hacer este avance os invitamos a ser esa vanguardia de la nueva era, esa vanguardia de la nueva forma de mirar y mirarnos.

Una forma más abierta, más flexible, respetuoso con lo individual, más integrativa, inclusiva, permisiva.

Así pues, amados niños, amados hermanos, mantened la calma en estos días tan convulsos.

No desesperéis pues nada se ha perdido, sino todo se ha ganado.

Vuestros negocios, vuestras familias, vuestras rutinas, retornarán suavemente a su lugar, pero un lugar mucho más libre, más abundante, más completo.

No queda mucho ya.

Sostened la llama del Amor en cada instante, pues vosotros mismos y Gaia en su conjunto, sois sostenidos por el Amor de todos cuantos habitamos en otras dimensiones, en otros lugares universales.

Asistimos a vuestros nuevos comienzos con ternura y mucha expectación. Con el ánimo de sosteneros, de apoyaros, de animaros, con el deseo de que sintáis nuestra presencia siempre a vuestro lado.

Gracias a cada uno de los que estáis en este momento en Gaia, pues sois ejemplo claro de que todo puede cambiar en un instante, de que todo puede abrirse a la luz del Sol, de que todo puede entonar un nuevo canto de Amor y de Paz.

 

 

 

Cinta Esteban
info@destinoalma.com
Sin comentarios

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies